La Historia

La historia de la Certosa di Maggiano en Siena, es una historia de pasión y amor de una mujer, Anna Grossi Recordati, que impresionada por la belleza de la Cartuja decidió de darle una segunda vida. Fundada en 1084 por San Bruno, la orden de los Cartujos es una de las más antiguas del Cristianismo. La Certosa di Maggiano que fue construida en 1314 gracias a la donación del Cardenal Riccardo Petroni como lugar destinado a la meditación y a la oración, se vio involucrada en el siglo XVI en la dura guerra entre la España del Emperador Carlos V y la Francia de Enrique II. En parte destruida, pero aún intacta en su atractivo, tuvo vida tranquila hasta 1782 cuando el Gran Duque de Toscana, Leopoldo II, decidió quitar las celdas a los frailes para revenderlas a privados. Pasó de mano en mano hasta 1969, año en el cual Anna Grossi Recordati se enamoró del atractivo imponente de la destruida cartuja y decidió darle un nuevo esplendor. Restaurada por Renzo Mongiardino, que entre los arquitectos y decoradores de interiores es el que más ha condicionado y marcado el arte de decorar en el último medio siglo en Italia y en el extranjero, La Certosa di Maggiano inicialmente concebido como una residencia privada fue renovado en un lujoso hotel de 4 estrellas en 1978, y "por lo que Anna Grossi Recordati ha transformado la Certosa en un oasis de paz y tranquilidad en uno de los hoteles más 'sugerente de Italia y del territorio de Siena.